Menú Cerrar

Mostrando 2 resultados

Gama del Sueco

GAMA DEL SUECO
Los elixires de plantas, como remedio para dolencias del ser humano, son conocidos y utilizados desde tiempos inmemoriales, actualizado con los conocimientos galénicos y las innovaciones técnicas del siglo XXI, presentamos nuestro ELIXIR DEL SUECO, auténtico concentrado de activos naturales que asocia ingredientes naturales específicos a una dosificación óptima para actuar en las áreas clave del organismo.
HIERBAS DEL SUECO, la auténtica mezcla de hierbas de María Treben, para los amantes de lo ancestral y que desean preparar el elixir ellos mismos.

  • ELIXIR DEL SUECO

    Presentación:
    20 ampollas unidosis de 10 ml, cada ampolla

    Peso neto:
    200 ml.

    Cantidad diaria recomendada:
    1 ampolla.

    Ingredientes por 1 ampolla:
    Más abajo, en descripción

    Modo de empleo:
    Tomar una ampolla al día, preferiblemente por la mañana, diluida en un vaso de agua o zumo.

  • HIERBAS DEL SUECO

    Presentación:
    Envase conteniendo 3 bolsitas (preparado para 1,5 L de Elixir).

    Peso neto:
    90,2 gr.

    Cantidad diaria recomendada:
    15 ml.

    Ingredientes:
    Contiene 3 bolsitas:
    BOLSITA 1.– 10 g. de Aloe (aloe barbadensis), 10 g de raíces de Ruibarbo (Rheum rhabarbarum), 10 g de raíces de Angélica (angelica archangelica), 10 g de hojas de Sen (Cassia senna), 10 g de raíces de Cedoaria (Curcuma zedoaria), 10 g de Maná (Fraxinus ornus), 5 g de raíces de Carlina raíz (Carlina acaulis), 5 g de Mirra (Commiphora molmol), 0.2 g de Azafrán estigmas (Crocus sativus).
    BOLSITA 2.– 10 g de Teriaca veneciana.
    BOLSITA 3.– 10 g de Alcanfor natural. (Aunque se incluye en numerosas formulaciones para uso interno, recomendamos la adicción de alcanfor solamente si el preparado se destina a uso externo).

    Modo de empleo:
    Tomar tres cucharadas de postre (5 ml cada una) del elixir resultante diluidas en medio vaso de agua o de infusión. Se recomienda tomar siempre diluido, nunca puro.
    Puede ser utilizado en uso interno (diluido en un poco de agua ) o externo (gargarismos, compresas) puro o diluido en agua.