YODO Oligogránulos

Presentación:
50 cápsulas de 478 mg.

Peso neto:
23,90 g.

Cantidad diaria recomendada:
2 cápsulas.

Ingredientes por 2 cápsulas:
Agente de carga (Xilitol), Agente de recubrimiento (Povidona K30), Ioduro potásico 0,1mg (Iodo: 80μg; 53,33%VRN). Cápsula vegetal. (Agente de recubrimiento (Hidroxipropilmetilcelulosa)). (*%VRN: Valores de Referencia de Nutrientes).

Modo de empleo:
Tomar 1 cápsula por la mañana y 1 cápsula por la noche.

EAN: 8436034160250 Categorías: ,

 

Contenido restringido para profesionales.

Si es Ud. un profesional, regístrese aquí o póngase en contacto con nosotros para facilitarle el acceso a la información ampliada. Click aquí

 

Si Ud. ya está registrado, identifíquese:

 

El yodo contribuye al metabolismo energético normal. También contribuye al mantenimiento de la piel en condiciones saludables. El yodo facilita el funcionamiento correcto del sistema nervioso y de la función cognitiva.

El yodo es imprescindible en la síntesis de las hormonas tiroideas y en el funcionamiento normal de la glándula tiroidea. Un déficit de yodo puede causar una disminución importante de la función de la glándula tiroidea y provocar bocio o inflamación del tiroides, trastornos en el crecimiento, en el metabolismo, en la dificultad de concentración, fatiga y cansancio en general.

Su deficiencia es relativamente frecuente en zonas alejadas de la costa (cuando la dieta contiene pocos derivados de la pesca) o en zona montañosas (cuando se consumen productos vegetales cultivados en suelos pobres en este elemento). La deficiencia de yodo produce bocio (llamado bocio endémico) y también cretinismo lo que afecta al crecimiento normal y produce otros problemas de salud.

En algunas de estas regiones, para mitigar el déficit de yodo, se enriquece la sal de mesa o sal con pequeñas cantidades de yodo en forma de sal yodada Esta sal contiene yoduro de sodio, yoduro de potasio o yodato de potasio. En otras zonas con deficiencia de yodo también se agregan estos compuestos a los alimentos, tales como harina, agua y leche. Las algas y los pescados blancos son una buena fuente de yodo.

Una baja concentración de tiroxina (T4, una de las dos hormonas de la glándula tiroides) en la sangre, inducida por una dieta pobre en yodo, da lugar a niveles elevados de la hormona Tirotropina oTSH, (hormona estimulante de la tiroides u hormona tirotrópica) que estimula la tiroides a aumentar sus procesos bioquímicos; el crecimiento y proliferación celular producen la característica hinchazón o hiperplasia de la glándula tiroides, o bocio. En la mayoría de los casos el bocio puede ser tratado mediante el suministro de suplementos de yodo. Si no se trata el bocio por períodos de unos cinco años, los suplementos de yodo pueden resultar ineficaces para reducir el tamaño de la glándula tiroides ya que la misma ha sufrido daños irreparables.

Las iniciativas para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares han influido sobre la reducción del consumo de sal en la dieta, lo que junto con la tendencia a consumir mayor cantidad de alimentos procesados preparados con sal no yodada implica que es menos probable que las personas puedan incorporar yodo a través de su consumo de alimentos.

La ingesta de Yodo Oligogránulos le ayuda a mantener niveles de Yodo adecuados.

Descargar ficha técnica
[/pms-restrict]

Características

Presentación 50 cápsulas de 478 mg
Peso neto 23,90 g
Cantidad diaria recomendada 2 cápsulas
Contraindicaciones No se debe administrar en mujeres embarazadas, ni en períodos de lactancia, ni en niños, sin la supervisión de un profesional de la salud. Se debe de consultar siempre a un profesional de la salud, en caso de dudas para su apropiado consumo.
Advertencias Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y por un modo de vida sano. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. Este complemento alimenticio no es un medicamento. Un consumo excesivo puede tener efectos laxantes.

Producto 360º